La luz feroz

La gran metáfora del descenso de Orfeo a las profundidades de hades para traer a su amada Eurídice de vuelta a la vida ha sido una de las más fructíferas a la hora de escribir sobre los infiernos personales. La música, las artes plásticas y, por supuesto, la literatura, han acompañado a este oscuro héroe…

Encender una hoguera

En este taller de una sola sesión nos concentraremos en leer algunos cuentos en los que el fuego es parte del conflicto y activa la transformación vital de los protagonistas. Acompañaremos estos cuentos con un par de lecturas teóricas que aporten específicos ángulos de análisis. El placer de leer en comunidad sobre esta manifestación fascinante…

Claves del Cuento

El cuento es un género noble; si se lo damos todo, lo devuelve todo y más: belleza, intensidad, milagro, sorpresa, transformación. En este taller de tres encuentros sincrónicos vía Zoom (una vez por semana) exploraremos sus claves narrativas mientras nos acompañamos, desde la lectura recíproca, en la producción de un relato. Y si bien la…

Escrituras de Neón

Taller de escrituras Kitsch ¿Por qué a veces eso aparentemente ordinario, de ‘baja cultura’, excesivo o grasoso, produce tanta fascinación? Quizás porque en su propuesta laten una resistencia y una crítica con respecto a los valores culturales hegemónicos y a los cánones excluyentes. En este taller vamos a discutir las escrituras llamadas Kitsch, que comparten…

Separarse de la especie

“Separarse de la especie” le roba a Gustavo Cerati esa poderosa frase para bautizar esta propuesta de taller de lectura de escrituras hagiográficas. Durante tres sesiones de una hora y media cada una, discutiremos textos literarios y conceptuales sobre el modo en que la escritura de las santas hace de la pasión espiritual un conflicto…

Olas de satén

Era cuestión de tiempo. De chica, sentada sobre las bardas enanas de aquellas casas idénticas, estilo americano, con las piernas bamboleándose en esa inercia infantil, tan falta de elegancia, tan desgarbada, zapatitos de charol, medias zurcidas en los talones, se daba el trabajo de contar los segundos –uno, dos, tres, cuatro– y a veces los…